Grupo de Drogas y Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO Galicia)

Fecha: 2020-08-04


Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, en colaboración con la Agencia tributaria, han interceptado una embarcación preparada para la introducción de una importante cantidad de cocaína en las costas españolas. Doce personas han sido detenidas, cinco de ellas durante el abordaje que los agentes practicaron durante la mañana de ayer en la embarcación sospechosa y otras siete durante el operativo dispuesto para la realización de los registros domiciliarios.

Las investigaciones comenzaron en diciembre de 2019, cuando los agentes tuvieron conocimiento de las actividades ilícitas a las que se estaba dedicando una organización criminal instalada en la localidad pontevedresa de Salnés. El desarrollo de las gestiones policiales permitió no sólo conocer las intenciones criminales de los componentes de la organización, sino también identificar el medio de transporte que pretendían utilizar para hacer
llegar a nuestro país una importante partida de cocaína.

A lo largo del segundo trimestre de este año, el trabajo policial se centró en el control tanto del medio de transporte (sometido a reparación y transformación en diferentes puertos de la provincia de Pontevedra) como de las personas que iban a formar parte de la tripulación, pero las investigaciones también se enfocaron en los individuos situados en un escalón superior de la pirámide que formaba la organización investigada. 

Estos individuos eran quienes dirigían la estrategia con los proveedores para cargar el estupefaciente.

Abordaje de la embarcación para su incautación

En el mes de junio, la embarcación inició su ruta por el Atlántico, dirigiéndose al punto ggeográfico establecido para la obtención de la carga ilícita. Con el fin de proceder a su interceptación, un buque de acción marítima de la Armada Española, con dotación de la Policía Nacional, Guardia Civil y Agencia Tributaria, zarpó del puerto de Las Palmas de Gran Canaria el pasado día 25.

Una vez localizada la embarcación sospechosa, sobre las ocho horas del 29 de julio, se procedió a su abordaje, localizándose tras la primera inspección un indeterminado número de fardos de los que habitualmente son confeccionados para el almacenamiento y transporte de paquetes de cocaína. Asimismo, se llevó a cabo la detención de los cinco tripulantes que
en ese momento se encontraban en el interior de la embarcación, que acabó siendo incautada.

El dispositivo desarrollado en tierra ha dado como resultado la detención de siete miembros de la organización y la práctica de siete registros domiciliarios en los que se han intervenido, entre otros efectos, diversa documentación que vincula a los moradores con el estupefaciente que querían hacer llegar a España.

Fuente : Prensa Ministerio del interior (30/07/2020)